En PH, se compra con criterios de riqueza y se administra con cultura de pobreza

Cuando quieres comprar un apartamento, ¿No quisieras que fuera el mejor que está a tu alcance?

Cuando lo encuentras, ¿no te esfuerzas y buscas alternativas para comprarlo?

Cuando tomas la decisión de comprarlo, ¿No te exiges al máximo de tus posibilidades económicas?

Cuando lo compras, ¿No te sientes orgulloso y “rico”?

Cuando lo vas a ocupar, ¿No te provoca mejorar tu inmobiliario?

Cuando ya estás en tu nuevo apartamento, ¿No te brinda felicidad?

Seguramente, en condiciones normales, las respuestas serían positivas: Sí quisiera, Sí me esfuerzo, Sí me exijo, Sí me siento, Sí me provoca y Sí me brinda felicidad.

Ahora, disculpa si te cambiamos de escenario o recuerdo tan agradable y te llevamos directamente a la asamblea.  ¿Qué sientes? Probablemente te haya generado otro estado emocional y, por cierto, no muy bueno.

(Hacemos un paréntesis para anotar que todo lo que expresamos en los InfoAsurbe son generalidades y que existen excepciones, pues cada PH tiene su contexto que las hace diferentes).

Retomando la asamblea, hay un momento que nos permite ver claramente como aflora una especie de cultura de pobreza. Y ese momento es el punto de aprobación del “presupuesto de gastos”, pues a pesar que los consejos de administración y administradores procuran elaborar un presupuesto serio y acorde a las necesidades de la PH, siempre parecerá un presupuesto alto.

En este sentido, es muy probable que en las asambleas hayas escuchado las siguientes expresiones:

  • Eso está muy caro y Yo conozco quien lo hace más barato.
  • No hagamos mantenimiento preventivo, cuando se dañe cobramos cuota extra.
  • Eliminemos tal o cual gasto, sobre todo los que tienen un “aroma” de tipo social.
  • Para que hacer inversiones de mejoras, si así como estamos… estamos bien.
  • Bajémosle la remuneración al administrador, contador y revisor fiscal.
  • No aumentemos la cuota de administración, entre otras.

Obviamente, para algunas o muchas personas, las dificultades financieras son reales. Y, en general, es sano optimizar los gastos, pero no nos referimos a estos casos, sino a la “cultura de pobreza” que ello refleja. Y no solo desde lo financiero, también desde lo mental, lo sociocultural, la argumentación, la innovación, la concertación, la planeación, los sueños, los criterios de decisión.

En la CulturaAsurbe de PH Felices proponemos zarandearnos para generar conciencia social y vernos como comunidad. Solo así saldrán a flote todas las maravillosas riquezas que no hemos sido capaces de ver o, peor aún, que hasta el momento solo las hemos despilfarrado.

Hernán Alfonso Álvarez López

CEO ASURBE

Hernán Alfonso Álvarez López

Hernán Alfonso Álvarez López

CEO AURBE
Asesor e investigador de la propiedad horizontal.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola!! 👋
Gracias por contactarnos. ¿Cómo podemos apoyarte?